BNP AM

El inversor sostenible para un mundo en evolución

Brazil-Waterfall-Water
Tendencias | Artículo - 13 Min

Estrategia Global de Sostenibilidad: actualización de nuestro enfoque

2 Autores - Noticias corporativas
10/01/2024 · 13 Min

La última edición de nuestra Estrategia Global de Sostenibilidad proporciona una actualización de nuestra estrategia de sostenibilidad, es decir de nuestra forma de invertir y de operar como organización. Además, incluye las áreas en las que hemos avanzado desde la primera edición de la estrategia y detalla nuestras prioridades para los próximos dos años.

En BNP Paribas Asset Management tenemos como objetivo ofrecer, además de una rentabilidad financiera atractiva, unos resultados positivos en el mundo real en materia de sostenibilidad. La contribución a la transición hacia una economía sostenible es uno de nuestros principales objetivos y sirve de orientación a nuestra estrategia, nuestra cultura y estructura, nuestros productos y procesos de inversión, así como a nuestras relaciones con clientes y con las empresas y mercados en los que invertimos.

Esta última edición de nuestra Estrategia Global de Sostenibilidad se complementa con numerosos documentos en los que se define nuestro enfoque. Puedes acceder a toda nuestra información relacionada con la sostenibilidad.

Una sólida respuesta a un cambio profundo

En nuestra opinión, en los próximos años el sector de la gestión de activos tendrá que hacer frente a importantes cambios, impulsados por la necesidad de reasignar el capital en el marco de una economía más sostenible e inclusiva, para lo que habrá de tener en cuenta la dinámica geopolítica, la evolución de la normativa, la transformación tecnológica y los cambios demográficos.

Esta evolución inminente e interconectada exigirá a los inversores a largo plazo, no solo que reposicionen sus carteras de inversión con vistas a un crecimiento sostenible, sino que además se conviertan en una fuente de financiación de la transición.

Desde que lanzamos nuestra primera Estrategia Global de Sostenibilidad en 2019, la pandemia de covid, las crisis humanitarias, geopolíticas y energéticas y las catástrofes climáticas han reconfigurado las economías. La normativa, como el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR, por sus siglas en inglés), ha definido la inversión relacionada con la sostenibilidad.

A pesar de todos estos cambios, pensamos que los elementos fundamentales de nuestro enfoque mantienen su solidez.

En 2021 lanzamos nuestra Hoja de ruta de biodiversidad y apoyamos el lanzamiento del Grupo de trabajo sobre declaraciones financieras relacionadas con la naturaleza (TNFD, por sus siglas en inglés). Reforzamos nuestro compromiso con el Acuerdo de París uniéndonos a la iniciativa Net Zero Asset Managers (NZAM) y en 2022 publicamos nuestra Hoja de ruta para alcanzar cero emisiones netas, en la que incluimos nuestros diez compromisos en materia de inversión, gestión responsable y operaciones.

La integración de las cuestiones ESG mejora nuestra forma de invertir

La integración en nuestra oferta de las cuestiones medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés) ha sido un elemento clave en la transformación de nuestra gama de productos en las categorías artículo 8 y 9 en virtud del SFDR. A fecha de junio de 2023, el 90% de los activos gestionados de nuestros fondos abiertos domiciliados en Europa está clasificado como artículo 8 o 9.

En nuestra opinión, la comunicación de información por parte de las empresas en materia de cuestiones ESG va a continuar mejorando y las expectativas de los consumidores, los inversores y las entidades de regulación seguirán aumentando.

Nuestra prioridad es identificar y recopilar datos relevantes en materia de ESG e integrarlos en nuestra labor de análisis y toma de decisiones, de manera que podamos tomar decisiones de inversión bien fundamentadas, teniendo siempre en cuenta los riesgos financieros, operativos y de reputación¹.

La consideración de las cuestiones ESG también nos ayuda a entender mejor el impacto de los riesgos sistémicos en las empresas.

Factores clave: la gestión responsable y «predicar con el ejemplo»

Pensamos que debemos recurrir a nuestra labor de gestión responsable (delegación de voto, diálogo activo con las empresas y defensa de las políticas) para animar a las empresas, los gobiernos y los mercados a obtener mejores resultados. Por ello, ofrecemos información sobre nuestro enfoque de gestión responsable y los resultados que logramos en este ámbito. A menudo, la colaboración con otros inversores puede mejorar la probabilidad de éxito y generar mejoras para todas las partes que participan en el diálogo.

También pensamos que debemos predicar con el ejemplo y que nuestras prácticas corporativas y de divulgación deben alcanzar o superar los niveles que pedimos a las entidades en las que invertimos, lo que nos ha llevado a integrar las cuestiones relacionadas con la sostenibilidad en toda la organización, incluida la forma en la que gestionamos nuestras instalaciones, fomentamos la diversidad en nuestros equipos y consejos de administración y hablamos con los empleados sobre sostenibilidad.

Seis prioridades estratégicas

A lo largo del año pasado, identificamos seis prioridades estratégicas que nos pueden ayudar a ofrecer una rentabilidad sostenible a largo plazo para nuestros clientes.

  • Realizar un análisis transparente y con una base científica: basamos nuestra labor de análisis en sólidos modelos y marcos científicos y académicos. Tenemos la intención de reforzar nuestra relación con la red académica GRASFI (Global Research Alliance for Sustainable Investment and Finance).
  • Mantener nuestro enfoque de gestión responsable: continuaremos trabajando para consolidar nuestra posición líder en gestión responsable, en nuestra labor de defensa de políticas y diálogo activo, también en colaboración con otros inversores.
  • Movilizar capital para soluciones de inversión que integren la sostenibilidad y cumplan las necesidades a largo plazo de los clientes: continuaremos ampliando nuestra oferta de soluciones de inversión, para que una amplia gama de inversores pueda cumplir sus objetivos de sostenibilidad.
  • Continuar invirtiendo en una cultura de sostenibilidad: el desarrollo de una cultura de sostenibilidad en toda la organización continúa siendo una prioridad y forma parte de nuestra propuesta de valor a los empleados.
  • Impulsar la sostenibilidad en los mercados emergentes: los mercados emergentes son los que sufren las mayores presiones en materia de emisiones y biodiversidad, y también son los que tienen la mayor necesidad de evolucionar hacia la sostenibilidad en el uso de la tierra y los sistemas energéticos, por lo que utilizaremos nuestra importante presencia en la región para avanzar hacia la trasformación inclusiva, sostenible desde el punto de vista medioambiental y con un nivel de cero emisiones netas.
  • Lograr un impacto tangible: cada vez son más los clientes que buscan generar un impacto con su inversión, por lo que les ayudaremos a conseguirlo mediante la mejora de nuestra gama de estrategias de inversión de impacto, así como atendiendo a nuestro propio impacto en el seno de la organización.

Nuestro enfoque de sostenibilidad

1: Perspectiva de futuro: las «3 E»

En nuestra opinión, un modelo económico óptimo debe basarse en una buena transición energética, unos ecosistemas sanos y una mayor igualdad en nuestras sociedades, lo que hemos denominado las «3 E» (por sus siglas en inglés). Estos tres ejes constituyen una vía hacia la sostenibilidad económica que contribuye a salvaguardar la rentabilidad a largo plazo para nuestros clientes.

Transición energética

Ha de tratarse de una transición «justa», un cambio que sea inclusivo y que responda a las necesidades de los trabajadores desplazados y de las comunidades y regiones más afectadas por el cambio climático.

En 2022, publicamos nuestra Hoja de ruta para alcanzar cero emisiones netas. Nuestro enfoque cubre inicialmente el 50% de los activos gestionados, pero nuestro objetivo es aumentar este porcentaje hasta lograr un nivel de cero emisiones netas antes de 2050.

En el marco de nuestros compromisos para alcanzar un nivel de cero emisiones netas, estamos ajustando de manera gradual nuestras inversiones con los objetivos climáticos a escala mundial y aumentando nuestras posiciones en compañías que cuentan con estrategias climáticas que tienen el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C o que ofrecen soluciones para mitigar el cambio climático. Hemos asumido el compromiso de ajustar nuestras inversiones en el ámbito de la generación de electricidad a escenarios climáticos que se han puesto el objetivo de reducir el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C. Contamos con una política estricta en materia de carbón y hemos reducido de manera sustancial nuestra exposición a las fuentes no convencionales de petróleo y gas.

Nos esforzamos por conocer mejor los riesgos y oportunidades relacionados con el clima, lo que nos ha llevado a trabajar en unas herramientas e indicadores más adecuados para evaluar la exposición y a controlar la evolución de nuestros compromisos de cero emisiones netas e informar sobre la misma.

Ecosistemas sanos

En nuestra opinión, debemos entender el impacto que tienen nuestras inversiones en la naturaleza, y cómo la pérdida de naturaleza puede traducirse en riesgos financieros y afectar a nuestra inversión. Para ello, hemos elaborado una hoja de ruta de biodiversidad, «Sostenible por naturaleza», y realizamos una importante labor de análisis para determinar la huella de biodiversidad de nuestras inversiones.

Durante el periodo comprendido entre 2023 y 2025 vamos a trabajar especialmente en la actualización de nuestros análisis de los bosques y el agua, el fortalecimiento e impulso de nuestra gama de soluciones basadas en la naturaleza y el establecimiento de un futuro fondo forestal, así como en la labor de diálogo en materia de deforestación, proteínas sostenibles y contaminación por plásticos.

Igualdad

La desigualdad en el acceso a las oportunidades amplía la brecha existente entre los más ricos y el resto de la sociedad, amenazando así la movilidad social, la cohesión y la estabilidad, y presionando a la baja la demanda agregada.

Pensamos que los inversores pueden enfrentarse a la desigualdad como una oportunidad para fomentar el crecimiento económico, acabar con el estancamiento salarial, aumentar el poder adquisitivo y mejorar la estabilidad de los mercados financieros y la cohesión social.

Durante el periodo comprendido entre 2023 y 2025 vamos a trabajar especialmente en la incorporación de indicadores sociales mejorados a nuestros modelos de calificación ESG de las posiciones soberanas y corporativas, el desarrollo de nuevas estrategias de inversión relacionadas con la igualdad y las temáticas sociales y el fomento de las ya existentes, el tratamiento tanto de las causas como de los síntomas de la desigualdad sistémica mediante nuestra labor de voto delegado y la influencia en las políticas públicas mediante la labor de diálogo activo.

Nuestra Hoja de ruta hacia la igualdad, que publicaremos en 2024, incluirá los detalles de nuestro enfoque.

2: Código deontológico responsable

Esperamos que las empresas en las que invertimos cumplan sus obligaciones fundamentales en materia de derechos humanos y laborales, protección del medioambiente y lucha contra la corrupción, dondequiera que operen. También contamos con una serie de políticas sectoriales que establecen las condiciones para invertir en determinados sectores y orientan nuestros procesos de selección y diálogo. Nuestro objetivo es dialogar con las empresas que no llegan a cumplir sus obligaciones en este ámbito y evitar la inversión en las más incumplidoras.

Nuestro Código deontológico responsable se aplica, con muy pocas excepciones, a los fondos abiertos pertinentes gestionados o delegados por entidades de BNP Paribas Asset Management. Estamos en conversaciones con los clientes para ampliar la aplicación de esta política a todos los mandatos.

3: Integración de las cuestiones ESG

En nuestra opinión, el análisis de las inversiones con criterios ESG nos ayuda a tener en cuenta una gama más amplia de riesgos y oportunidades y a entender mejor el papel de las empresas en la generación de riesgos sistémicos. Para ello, aplicamos nuestros Principios y directrices de integración de las cuestiones ESG y desarrollamos nuestra propia labor de análisis en materia de sostenibilidad.

Evaluamos e integramos los factores ESG en todos los procesos de análisis de inversión, selección en el marco del universo de inversión, generación de ideas, valoración de títulos, construcción de carteras, gestión de riesgos, asignación de activos y análisis de los escenarios. Nuestros Principios y directrices de integración de las cuestiones ESG ofrecen más información sobre nuestro enfoque en este ámbito. A fecha de septiembre de 2023, el valor de nuestros activos con integración de criterios ESG ascendía a 346.000 millones de euros.

Nuestra labor de análisis combina las perspectivas cuantitativas y cualitativas de nuestros analistas del Centro de Sostenibilidad, los «Campeones ESG» de los equipos de inversión y nuestro Grupo de Análisis Cuantitativo. No nos limitamos a analizar los indicadores más conocidos, sino que evaluamos otros parámetros que pueden ofrecer información valiosa sobre los riesgos y las oportunidades. Nuestra metodología de calificación ESG, que engloba a casi 13.000 emisores de títulos (a fecha de noviembre de 2023), ayuda a nuestros gestores a determinar el rendimiento ESG de un emisor e integrarlo en sus decisiones de inversión. En nuestra opinión, nuestra metodología tiene un carácter muy diferente al resto, ya que cuenta con un número más preciso de indicadores ESG y muestra una clara preferencia por los parámetros de rendimiento frente a los que miden las cuestiones más relacionadas con la política.

4: Gestión responsable

El diálogo activo con los emisores puede mejorar los procesos de inversión, ya que nos permite gestionar mejor el riesgo a largo plazo al que se pueden enfrentar los clientes. En este sentido, colaboramos estrechamente con otras gestoras y organizaciones, por ejemplo, mediante nuestra participación en las iniciativas Climate Action 100+ y Nature Action 100.

Con el fin de garantizar la eficacia y coherencia de nuestras actividades, así como su respaldo a nuestros objetivos y obligaciones como fiduciarios, estas quedan definidas en nuestra Política de gestión responsable, nuestra Política de voto y de buen gobierno y nuestra Política de defensa de políticas públicas, que se revisan con carácter anual, se modifican en caso de necesidad y son aprobadas por el Comité de gestión responsable.

5: Integración de la sostenibilidad en nuestra gama

Aplicamos diversos marcos y metodologías para integrar la sostenibilidad en nuestra gama de productos y garantizar que cumplimos con lo que dichos productos ofrecen: nuestro propio marco de integración de las cuestiones ESG (Código deontológico responsable, etc.), nuestro marco SFDR para los productos artículo 8 y 9, marcos externos de concesión de sellos o certificaciones y otros criterios referidos a las estrategias concretas. La lista de criterios ESG aplicables a nuestros productos europeos se incluye en la documentación precontractual en cumplimiento del reglamento SFDR.

Nuestro objetivo es aplicar un enfoque sistemático en la clasificación de nuestros productos: sus características ESG quedan reflejadas en la documentación jurídica de cada producto concreto.

Ofrecemos a los distribuidores las soluciones necesarias para satisfacer las necesidades de sus clientes en materia de cuestiones ESG en el contexto de la reciente actualización de la Directiva europea sobre Mercados de Instrumentos Financieros II (MiFID II) y la Directiva sobre la Distribución de Seguros (IDD). La documentación precontractual de todos los productos europeos clasificados como artículo 8 o artículo 9 en virtud del SFDR define y comunica su respectivo posicionamiento en relación con los diferentes criterios (como son los Principales impactos adversos en materia de sostenibilidad, o PASI por sus siglas en inglés, la proporción mínima de inversiones sostenibles y la proposición mínima de activos ajustados a la taxonomía).

Ofrecemos a nuestros clientes soluciones de inversión que están centradas en aquellas compañías que contribuyen de manera positiva a la transición hacia una economía más sostenible. Nuestra oferta de productos en el ámbito de la sostenibilidad se organiza en torno a cuatro familias principales pertenecientes a distintas clases de activos, desde la renta variable cotizada y la renta fija a los mercados privados y los activos reales: fondos con sello de sostenibilidad, soluciones temáticas sostenibles, soluciones de descarbonización y soluciones de impacto.

  • Fondos con sello de sostenibilidad: productos que cuentan con uno o más sellos europeos de sostenibilidad.
  • Soluciones temáticas sostenibles: estos productos permiten a los inversores acceder a temáticas concretas de transición sostenible e invierten en un universo de empresas o proyectos cuyos productos, servicios u operaciones contribuyen a dicha temática. BNP Paribas Asset Management es una gestora líder en inversión sostenible[1] y ofrece una amplia gama de soluciones en distintas clases de activos, estilos y temáticas de inversión.
  • Soluciones de descarbonización: estos productos cubren una amplia variedad de estrategias que incorporan limitaciones relacionadas con la emisión de gases de efecto invernadero a nivel de cartera o de inversiones concretas (por ejemplo, utilización de índices de referencia armonizados con el Acuerdo de París o productos destinados a alcanzar un nivel de cero emisiones netas).
  • Soluciones de impacto: a la hora de incluir un determinado producto en la categoría de inversión de impacto, BNP Paribas Asset Management cumple los criterios de mercado establecidos, como los Principios de Impacto[2].

Junto a estos componentes básicos, nuestro equipo de soluciones y asesoramiento trabaja con los clientes para proponerles un enfoque integral con métodos propios para construir carteras de inversión sostenible.

6: «Predicar con el ejemplo»: nuestro enfoque de responsabilidad social corporativa

Para que podamos alcanzar nuestros objetivos es necesario que construyamos una cultura de sostenibilidad desde dentro, y por eso hemos incorporado nuestra estrategia de responsabilidad social corporativa a nuestro enfoque de sostenibilidad. Nuestra estrategia de responsabilidad social corporativa tiene cuatro ejes principales: la disminución de nuestras emisiones operativas de CO2, la reducción de los residuos dirigidos a los vertederos, la creación de una cultura de diversidad, igualdad e inclusión y la incorporación prioritaria de los jóvenes a nuestras iniciativas comunitarias.

En la práctica, ello conlleva la mejora de nuestros datos en materia de emisiones operativas para poder reducir el nivel de emisiones, la disminución del consumo de papel, la eliminación de los plásticos de un solo uso y la adopción de un enfoque responsable sobre el final de la vida útil de los activos informáticos.

Creemos que el impulso de la diversidad, la igualdad, la inclusión y el sentido de pertenencia puede ayudar a los empleados a desarrollar su potencial y nos distingue como gestora. Externamente, nuestro compromiso con estos valores nos lleva a animar a nuestros empleados a realizar actividades de voluntariado o a convertirse en mentores de jóvenes que necesitan superar las barreras que les impiden alcanzar el éxito. La labor de voluntariado nos ayuda a predicar con el ejemplo: todas las horas y actividades de voluntariado nos ayudan a construir comunidades más fuertes y resistentes, y también a desarrollar competencias profesionales y personales y a conectar mejor con nuestros compañeros y con la sociedad.

Refuerzo de nuestra cultura gracias a la continua formación

En nuestra opinión, la educación es una de las principales herramientas a la hora de construir una sólida cultura de sostenibilidad, atraer y retener a los empleados y garantizar el cumplimiento de nuestra estrategia empresarial. Estamos invirtiendo de manera significativa para que nuestros empleados puedan acceder a la información más actual en materia de sostenibilidad a través de la puesta en marcha de nuestra Academia de Sostenibilidad @AM.

Transparencia e información

En el marco de nuestra estrategia de responsabilidad social corporativa, consideramos que la transparencia y la comunicación de información constituyen los ingredientes fundamentales de una buena labor de gestión responsable. En este sentido, publicamos un Informe de Sostenibilidad anual, así como varios documentos en materia de gestión responsable y delegación de voto y un informe sobre la transparencia de los Principios de Inversión Responsable. Facilitamos también información financiera adicional sobre las carteras de inversión. Nuestro material está a disposición de empleados, clientes, medios de comunicación y otros lectores externos.

La estrategia impulsa la acción

Somos «el inversor sostenible para un mundo en evolución», lo que nos ha llevado a situar la estrategia de sostenibilidad en el centro de nuestro enfoque corporativo y de inversión. 

Nuestro trabajo con los seis pilares del enfoque de sostenibilidad unido a nuestras seis prioridades estratégicas establece un marco claro de actuación que está respaldado por un conjunto transparente de políticas. Estamos deseosos de trabajar con nuestros clientes y con el resto de la industria para hacer realidad nuestro enfoque.

[1] Datos de Morningstar, análisis de BNP Paribas Asset Management, a finales de septiembre de 2023

[2] Consulta Invest for Impact | Operating Principles for Impact Management (impactprinciples.org) para obtener más información.

Algunos artículos pueden contener lenguaje técnico. Por esta razón, pueden no ser adecuados para lectores sin experiencia profesional en inversiones. Todos los pareceres expresados en el presente documento son los del autor en la fecha de su publicación, se basan en la información disponible y podrían sufrir cambios sin previo aviso. Los equipos individuales de gestión podrían tener opiniones diferentes y tomar otras decisiones de inversión para distintos clientes. El presente documento no constituye una recomendación de inversión. El valor de las inversiones y de las rentas que generan podría tanto bajar como subir, y es posible que el inversor no recupere su desembolso inicial. Las rentabilidades obtenidas en el pasado no son garantía de rentabilidades futuras. Es probable que la inversión en mercados emergentes o en sectores especializados o restringidos esté sujeta a una volatilidad superior a la media debido a un alto grado de concentración, a una mayor incertidumbre al haber menos información disponible, a una liquidez más baja o a una mayor sensibilidad a cambios en las condiciones sociales, políticas, económicas y de mercado. Algunos mercados emergentes ofrecen menos seguridad que la mayoría de los mercados desarrollados internacionales. Por este motivo, los servicios de ejecución de operaciones, liquidación y conservación en nombre de los fondos que invierten en emergentes podrían conllevar un mayor riesgo. Los activos privados son oportunidades de inversión no disponibles a través de mercados cotizados como por ejemplo las bolsas de valores de renta variable. Permiten a los inversores beneficiarse directamente a temas de inversión a largo plazo y pueden brindarles acceso a sectores especializados como infraestructura, inmobiliario, private equity y otros alternativos difícilmente disponibles a través de medios tradicionales. No obstante, los activos no cotizados requieren un examen minucioso, pues tienden a tener niveles elevados de inversión mínima y pueden ser complejos e ilíquidos.
Riesgo de inversión en cuestiones medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG): La falta de definiciones y etiquetas comunes o estandarizadas que integren los criterios ESG y de sostenibilidad en el ámbito de la Unión Europea puede dar lugar a diferentes enfoques por parte de las gestoras a la hora de establecer objetivos en materia de ESG. Además, puede dificultar la tarea de comparar estrategias que integren dichos criterios ESG y de sostenibilidad, ya que la selección y las ponderaciones utilizadas para elegir las inversiones pueden estar basadas en indicadores con el mismo nombre, pero con significados subyacentes diferentes. A la hora de evaluar un título determinado sobre la base de los criterios ESG y de sostenibilidad, la Gestora de Inversiones puede también recurrir a fuentes de datos ofrecidas por proveedores externos de análisis ESG. Dada la naturaleza dinámica de las cuestiones ESG, es posible que estas fuentes de datos estén incompletas, sean imprecisas o no estén disponibles. La aplicación de normas de conducta empresarial responsables al proceso de inversión puede llevar a la exclusión de los títulos emitidos por determinados emisores. Por lo tanto, la rentabilidad (del Subfondo) puede ser en ocasiones mejor o peor que la rentabilidad de los fondos comparables que no aplican dichas normas.

Artículos relacionados

0:0 MIN
Medición e información: cruciales para la inversión sostenible
0:0 MIN
Semanal de mercados – El medioambiente, una oportunidad de inversión extraordinaria (pódcast)
Para acceder a la información de nuestros equipos en todo el mundo, visite:
BNP AM
Explora VIEWPOINT hoy